Noticia

La marea negra de DiNapoli

New York Daily News 18/11/2013

Está incrementando la evidencia de que el Contralor Estatal Tom DiNapoli abusó de su poder como único administrador del fondo de pensiones del estado al presionar a Chevron de resolver una demanda de décadas en la que se acusa a la compañía de contaminación en Ecuador.

La presión pública que ejerció DiNapoli aparentaba tenerlo todo, excepto base jurídica. Chevron parecía el objetivo ideal –de esos que agradan a las masas- y con más razón aún porque el gigante petrolero (de hecho su predecesor, Texaco) fue acusado de contaminar la naturaleza. Además, el abogado que estaba detrás de la demanda, Steven Donziger, y sus aliados han donado $68.000 desde 2008 al fondo de campaña de DiNapoli.

A través de las resoluciones de los accionistas y de una columna de opinión en 2011 en Huffington Post, DiNapoli instó a Chevron a resolver el caso. El funcionario dijo que estaba preocupado de que si había un “pago masivo” de la compañía sería dañino para los accionistas –incluyendo el fondo de pensiones del Estado, que posee alrededor de 6,3 millones de acciones de Chevron.

Desafortunadamente para DiNapoli, Chevron ha demostrado de forma convincente en la Corte Federal de Manhattan que Donziger ganó una @@sentencia@@ de 18 mil millones de dólares (recientemente reducida a 9 mil millones) en Ecuador al usar métodos bastante desagradables.  Sus tácticas incluyeron manipulación de testigos y fraude de acuerdo a documentos judiciales y testimonios.

La semana pasada admitió que hizo pagos secretos a un experto designado por el tribunal ecuatoriano y además señaló que había ocultado esa relación a colegas y socios financieros, que desde entonces han repudiado lo que ha hecho.

“Cometí errores en el camino”, dijo Donziger en un borrador de su testimonio que ha sido compartido por The New York Times. Sin embargo, asegura que lo que hizo fue “fundamentalmente consistente con las leyes, las costumbres y las prácticas en Ecuador”.

Al juez federal Lewis Kaplan le tocará reflexionar al respecto, pero ya está claro que las oportunidades de Donziger de recibir el dinero algún día en el fallo que DiNapoli quería resolver son nulas.

Al no hacerle caso a su mal informado consejero, la gerencia de Chevron probablemente le ha ahorrado miles de millones a sus accionistas. Mientras tanto, el valor de sus acciones ha subido más del doble desde que DiNapoli asumió el cargo –generando cientos de millones para el fondo de pensiones y los jubilados que dependen del mismo.

“Muchas personas han caído en cuenta de cómo fueron utilizados por Steven Donziger”, dijo el abogado de Chevron, Randy Mastro. “Con suerte el contralor DiNapoli verá lo que está sucediendo en esa corte en el bajo Manhattan y cómo él también ha sido utilizado”.

Hasta el viernes, DiNapoli aún no había retirado su apoyo a la demanda en contra de Chevron o a la figura que lidera la misma. ¿Será que nunca aprenderá?

 Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron. El artículo original en inglés puede ser visto aquí

Tweets