Introducción al fraude

Introducción al caso fraudulento contra Chevron en el Ecuador

Una introducción al caso de María Aguinda vs. Chevron, Este video ofrece una reseña de la información relacionada con las operaciones de su subsidiaria Texaco Petroleum Company en Ecuador, así como del juicio fraudulento en contra de la compañía.



NARRADORA: La causa contra Chevron en Ecuador fue planteada por abogados estadounidenses de los demandantes y financiada por fondos de alto riesgo y otros especuladores. Contrataron un séquito de consultores, cabilderos y especialistas en relaciones públicas para fabricar pruebas y producir una narración falsa. Pero mediante pruebas obtenidas en los EE.UU., Chevron ha expuesto el fraude utilizando las vídeocintas, correos electrónicos y documentos de los propios abogados. La realidad es que este caso jamás se hizo para ayudar a los pueblos indígenas. Los abogados incluso admiten que los demandantes nombrados no obtendrán nada según la sentencia.

NARRADORA: Se firmó al abogado estadounidense Steven Donziger cuando explicaba que lo motivó a asumir este caso en este caso: 

STEVEN DONZIGER: "El negocio de la ley de los demandantes. Obtener el puto dinero".

NARRADORA: Este caso tampoco se trató de los verdaderos hechos:

STEVEN DONZIGER: "Tenemos que establecer hechos -- que nos ayuden. Y los hechos que necesitamos no siempre existen. Ese es otro punto clave -- del litigio. Tienen que tener los hechos correctos. Y si no existen de manera obvia, tienen que pensar en cómo crearlos. Si lo contrario, perderán [el juicio]”.

STEVEN DONZIGER: “Ahora, yo trabajé una vez para un abogado que dijo algo que jamás he olvidado. El dijo: ‘los hechos no existen. Los hechos se crean’.

ANNE MAEST: “jajajaja”.

NARRADORA: Texaco Petroleum o TexPet, una subsidiaria de Chevron, dedico 3 años y 40 millones de dólares para remediar su tercera parte de la antigua zona de operaciones y en programas de desarrollo de las comunidades, todo ello supervisado y aprobado por el gobierno ecuatoriano. Dado que Texpet había cumplido con sus obligaciones, los abogados de los demandantes debieron recurrir a la falsificación y el fraude. Falsificaron incluso los informes de los peritos que ellos mismos contrataron para afirmar que había contaminación:

DR. CHARLES CALMBACHER, perito de los demandantes: "Yo no llegué a esas conclusiones y no escribí ese informe".

NARRADORA: Luego le pagaron a Stratus, una empresa de consultoría ambiental, para que redactasen anónimamente un informe de daños y perjuicios por 27 mil millones de dólares a nombre de Richard Cabrera, el perito supuestamente independiente nombrado por el juez.

NARRADORA: Los abogados de los demandantes pregonaron a viva voz la imparcialidad de Cabrera y negaron haberse coludido con él, cuando simultáneamente le pagaban mediante una cuenta secreta. Mientras, los abogados y consultores de los demandantes admitían en secreto en correos electrónicos internos que no tenían pruebas de contaminación de agua. A falta de pruebas científicas que demostrarán contaminación o daños, los abogados de los demandantes intentaron intimidar a los jueces y aprovecharse de lo que ellos mismos ven como una rama judicial ecuatoriana débil, corrupta y politizada:

STEVEN DONZIGER: "Y el único idioma que creo que este juez va a entender es el de la presión, la intimidación y la humillación. Y eso es lo que vamos a hacer hoy. Vamos a hacerle saber quién manda aquí”.

ALEJANDRO PONCE: “Todos los jueces de aquí son corruptos”.

STEVEN DONZIGER: “! Todos son corruptos¡ Es— es su derecho de nacimiento ser corruptos. ¿Por qué? ¡Porque se les paga tan poquito! Sabes, es la cultura. ¡Es— es repugnante”!

NARRADORA: El escandaloso alcance de su fraude fue descubierto en tribunales de los EE. UU. Cuando los abogados ecuatorianos se enteraron que un tribunal federal de los EE. UU. había autorizado la revelación de sus documentos internos que manifestaban su colusión con Cabrera, uno de ellos le escribió a Steven Donziger para decir que: "Los efectos son potencialmente devastadores en Ecuador. Aparte de destruir el juicio podemos ir todos tus abogados a la cárcel".

NARRADORA: Después de que una corte ecuatoriana expidió una sentencia por 18 mil millones de dólares sin fundamentos científicos ni jurídicos varios expertos descubrieron otro fraude más: la sentencia misma fue redactada anónimamente por los abogados de los demandantes. Segmentos de los documentos internos de los abogados y consultores de los demandantes aparecen en la sentencia al pie de la letra. Por ejemplo, partes de la sentencia ecuatoriana son una reproducción casi literal de uno de los memorandos internos no radicados de los abogados de los demandantes, llamado memorando de fusión.

NARRADORA: A fin de cuentas, quien mejor sintetiza la causa de los abogados de los demandantes es el abogado estadounidense Steven Donziger.

STEVEN DONZIGER: "Puede decir lo que quiera, y al final de cuentas, hay mil personas alrededor del edificio del tribunal, y se consigue lo que uno quiere. Todo esto es nada más que mucho humo y espejos y mierda para el tribunal. De verdad lo es”.