Caso Chevron

A 3 años de la sentencia RICO en EE.UU., abogados anti-Chevron siguen sufriendo reveses

Juicio Crudo 03/03/2017

Hace tres años, el fraude judicial ecuatoriano contra Chevron sufrió un duro golpe en una corte federal de Estados Unidos. El año pasado recibió una bofetada más, confirmando la derrota en el llamado caso RICO.

El 8 de agosto de 2016, un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones ratificó unánimemente el fallo del juez de distrito Lewis Kaplan, quien el 4 de marzo de 2014 determinó que el abogado estadounidense Steven Donziger y sus asociados habían obtenido la @@sentencia@@ ecuatoriana mediante fraude, soborno y extorsión.

Para los jueces de la Corte de Apelaciones, “los registros del presente caso revelan un desfile de acciones corruptas ejercidas por el equipo legal de los demandantes, que incluyen cohecho, fraude y soborno”. Tras la derrota, Donziger solicitó una nueva audiencia. Esta fue rechazada el 1 de noviembre de 2016. 

Pasan los años y los abogados detrás del corrompido caso contra Chevron en Ecuador continúan sin poder refutar las pruebas de corrupción expuestas ante las cortes estadunidenses.

¿Qué es el fallo RICO?

En febrero del 2011 Chevron utilizo la ley anti-mafia de Estados Unidos, conocida por sus siglas en inglés como RICO, para entablar una demanda contra Donziger, su equipo y los demandantes de Lago Agrio.

Luego de tres años, y después de un juicio de siete semanas, el juez Kaplan emitió un fallo de 500 páginas, determinando que la @@sentencia@@ de Lago Agrio, que condenó a Chevron a pagar $9.500 millones de dólares por supuestos daños ambientales, fue producto de numerosos actos ilícitos, razón por la cual era inejecutable en Estados Unidos.

El tribunal escuchó testimonios de decenas de testigos y vio miles de documentos, correos, videos y otras evidencias del plan extorsivo que Donziger, principal abogado anti-Chevron, diseñó e implementó para lograr una fraudulenta @@sentencia@@ en Ecuador.

El tribunal consideró que Donziger y otros bajo su dirección habían cometido varios delitos, incluyendo: (1) extorsión; (2) fraude electrónico; (3) lavado de dinero; (4) obstrucción de la justicia; (5) manipulación de testigos; (6) violaciones a la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero.

En los últimos años, el caso que Donziger construyó en base a fraude y corrupción se ha desmoronado. Por un lado, los financistas y otros colaboradores han abandonado su confabulación. Por otro, las cortes y autoridades extranjeras continúan fallando en su contra.

Tweets