Caso Chevron

Informe revela que Ecuador orquestó protestas en contra de Chevron en Estados Unidos

Hot Air - JAZZ SHAW 25/06/2015

Como usted recordará, durante el intento de extorsión a Chevron por parte de Ecuador, ha habido manifestaciones esporádicas en las calles en los lugares donde se llevaban a cabo acciones judiciales. Esto incluyó las audiencias en el Tribunal de Arbitraje Internacional, donde personas que eran supuestamente activistas ecológicos y "amigos de la selva" se presentaron para expresar su descontento por la falta de voluntad del gigante energético en pagarle a Steven Donziger y sus amigos chantajistas. (Sólo uso ese término porque el hombre fue hallado culpable de crimen organizado como resultado del intento de extorsión.)

Pero, ¿todos esos manifestantes eran simplemente ciudadanos que querían expresarse? Esta afirmación parece ser bastante dudosa en este punto. (Washington Free Beacon)

El gobierno de Ecuador organizó protestas que se celebraron fuera del edificio en el que se estaba debatiendo una disputa legal entre la nación sudamericana y Chevron, el gigante petrolero, según revelan los documentos obtenidos por el Washington Free Beacon.
Un alto funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de la nación sudamericana reclutó a expatriados en los Estados Unidos para realizar una concentración en marzo, en los exteriores de donde se estaban llevando a cabo los procedimientos legales del Tribunal Internacional de Arbitraje, según muestran los documentos.

Un informe final presentado por Davila Aveiga Grace Patricia, quien aparece como Jefa de Gabinete del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana del país, demuestra que varios organismos ecuatorianos estaban colaborando para darle una cara pública a las protestas.

Patricia voló desde Guayaquil, Ecuador, hacia Nueva York, donde se reunió con el cónsul ecuatoriano Jorge López, según indica el informe. Planificaron actividades durante el arbitraje "con la participación de cónsules, expatriados, líderes políticos y los equipos de la Embajada y el Ministerio de Relaciones Exteriores".

La funcionaria de Ecuador parece haber estado bastante ocupada con este proyecto conforme a los registros. Patricia diseñó una "estrategia de acción, difusión y denuncia que tiene relevancia en relación a las reuniones sobre Chevron". Ella también estaba en contacto con expatriados que podrían estar dispuestos a unirse a la campaña contra Chevron durante las audiencias. En lo que parece demostrar aún más el control directo sobre los "manifestantes" alrededor de estos acontecimientos, se preparó y se entregó material promocional crítico contra Chevron durante los procedimientos, dicho material llevaba el sello oficial de su oficina.

¿También pagaron a los manifestantes, ya sea directamente o a través de financiamiento de viaje y alojamiento? Los registros no parecen incluir ese nivel de detalle, pero dada la costumbre deliberada de contratar manifestantes para cada causa progresiva, probablemente no deberíamos sorprendernos terriblemente si resulta que sí lo hacían.

Hay una razón por la que no existe un verdadero levantamiento popular contra Chevron, excepto entre liberales de limusina, estrellas de Hollywood y la clase profesional protestante. La compañía otorga gran cantidad de empleos a los estadounidenses, desembolsa enormes cantidades de dinero en la economía (tanto directa como indirectamente) y ha sido parte del resurgimiento de los Estados Unidos como líder mundial de energía. En definitiva, están aportando realmente algo al país en lugar de sólo hablar de ello. Para ser honesto, Chevron probablemente ha hecho más en seis meses para avanzar con la política exterior de Estados Unidos que lo que la Casa Blanca ha logrado en seis años.

Ecuador y sus aliados en los Estados Unidos han estado perdiendo esta lucha a cada paso del camino y el espectáculo aún no ha terminado. Estén atentos.

Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron. El artículo original puede ser visto aquí
 

Fuente Original