Caso Chevron

Sharon Stone lucha contra firma de relaciones públicas de Ecuador sobre el viaje que no realizó

The Hollywood Reporter 30/03/2015

El abogado de Stone dice que la actriz nunca accedió a ir al país para abogar en contra de Chevron.

A finales del mes pasado, MCSquared PR presentó lo que dice ser una "simple y clara" demanda contra la actriz Sharon Stone por no devolver $275.000 luego de que cancelara un viaje a Ecuador. La demanda exige la devolución del dinero, además requiere el reembolso de otros $77.420 de gastos desembolsados para "cumplir con las peticiones de diva de Stone" de pasajes en primera clase y hotel de cuatro estrellas. Semanas después de presentar la demanda en una corte federal de Nueva York, la disputa se ha convertido en todo menos algo sencillo.

Según el demandante, ubicado en Brooklyn, retuvo los servicios del American Program Bureau para contratar a celebridades para la República del Ecuador. La firma de relaciones públicas intentaba crear conciencia de lo que el país sudamericano considera daños ambientales causados por el gigante petrolero Chevron en la región del noreste amazónico.

Stone debía aparecer en Ecuador del 7 al 9 de abril de 2014, para reunirse con altos funcionarios del gobierno y asistir a una conferencia de prensa. Dos horas antes de la llegada de Stone, el vicepresidente senior de APB llamó a MCS para cancelar el viaje. Los medios de comunicación informaron que la actriz de Basic Instinct fue hospitalizada en Brasil.

Después de que MCS presentó su demanda, los abogados de Stone hicieron su aparición en corte.

"Antes de que la Sra. Stone viajara a Ecuador, MCS, actuando como el brazo de relaciones públicas de la República del Ecuador, emitió un comunicado afirmando que el propósito del viaje previsto de la Sra. Stone era el apoyar la campaña 'La Mano Sucia de Chevron' del gobierno ecuatoriano", escribió el abogado de Stone, Andrew Brettler, en una carta dirigida al juez el 3 de marzo. "En ningún momento la Sra. Stone accedió a apoyar esta campaña, ni a cualquier otra agenda política del gobierno ecuatoriano, o a abogar contra Chevron.

Adicionalmente, la Sra. Stone posteriormente supo que MCS no pudo divulgar que estaba llevando a cabo actividades de relaciones públicas en los Estados Unidos a nombre de la República del Ecuador, en violación del Acta de Registro de Agentes Extranjeros, que requiere que un agente extranjero se registre en el Departamento de Justicia de los Estados Unidos".

Sin embargo, Stone no estaba buscando montar una defensa en la corte pública. En vez, la actriz insistió en que su contrato exigía que la disputa se enviara a arbitraje.

MCS respondió rápidamente presentando una cesación de pagos y negando la existencia de una disposición de arbitraje. La firma de relaciones públicas produjo su propia versión de un acuerdo de dos páginas, que incitaba a Stone responder el viernes con una versión de tres páginas.

Ambas versiones listan el "tema" del viaje a Ecuador de Stone como "La devastación que dejaron grandes petroleras en la Amazonía Ecuatoriana". Ninguna versión menciona específicamente a Chevron. Ambas versiones tienen una agenda que incluye reuniones con el presidente y vicepresidente de Ecuador y una conferencia de prensa para Stone, aunque los contratos también otorgan el derecho a Stone de aprobar todos los materiales promocionales que utilicen su persona.

Brettler dijo a THR que "Stone fue liberada de realizar sus obligaciones bajo el acuerdo como consecuencia del incumplimiento material de MCS del contrato", emitiendo un comunicado de prensa sin aprobación mencionando la campaña de “La Mano Sucia de Chevron". Brettler agregó, "retrata falsamente a la Sra. Stone como que estaba de acuerdo en viajar a Ecuador con el propósito de abogar contra Chevron, que es una de las mayores compañías del mundo, emplea a más de 60.000 personas, y tiene su sede en California, su estado de origen y domicilio".

En respuesta, Rodrigo Da Silva, abogado de MCS, dijo a THR que su cliente nunca emitió un comunicado de prensa.

En cuanto a las obligaciones de registrarse en el Departamento de Justicia de los Estados Unidos en cumplimiento de la ley de registro del Acta de Registro de Agentes Extranjeros, promulgada en 1938 debido a la preocupación por la propaganda de la Alemania Nazi — Da Silva reconoce que MCS tardó en realizarlo. En julio de 2014, la firma finalmente reveló que tenía un trato de $ 6,4 millones con Ecuador — polémico debido a toda la atención puesta en la larga lucha ambiental de Chevron contra el país. "Mi cliente sometió el procedimiento tarde, pero lo hizo", dijo Da Silva. "Y APB debió haberlo hecho también."

Un abogado del American Program Bureau — que representa una larga lista de oradores famosos incluyendo a Michael Douglas, Eva Longoria y Larry King — no estuvo disponible inmediatamente para responder.

La mayor diferencia entre el contrato que produjo MCS y el que los abogados de Stone produjeron (disponible abajo) son las últimas páginas. MCS proporciona una cláusula de indemnización en la segunda página, mientras Stone presentó una lista mucho más completa de términos y condiciones detallando cosas tales como que el orador es un contratista independiente, confidencialidad y quizás lo más importante en este momento, el arbitraje.

Da Silva lo llama una falsificación. "Está claro para cualquier persona novata que calcaron la firma de mis clientes", dijo, prometiendo contratar a un @@perito@@ calígrafo y hacer que se emitan citaciones para averiguar la verdad.

"Eso es tan absurdo", respondió Brettler.

El caso comenzó como algo sencillo y claro. Ahora, dijo Da Silva, "este es el caso más escandaloso en el que he trabajado".

Correo electrónico: Eriq.Gardner@THR.com
Twitter: @eriqgardner

Esta es una traducción no oficial de la columna original. Para leer el original en inglés haga clic aquí.

Fuente Original