Noticia

Testigo que respaldó juicio en Ecuador, dice al juez de demanda en EEUU, que él recomendó un arreglo

Bloomberg News - Christie Smythe 04/11/2013

Un abogado que contribuyó financieramente con la demanda por contaminación ambiental en Ecuador contra Chevron Corp. que finalizó con una @@sentencia@@ de 19 mil millones de dólares contra el gigante petrolero, declaró ante un juez en Nueva York, que tuvo sospechas acerca de la manera en que el caso estaba siendo manejado y que recomendó a los demandantes llegar a un arreglo.

Joseph Kohn de la firma de Filadelfia Kohn, Swift & Graf PC, testificó hoy en un juicio sin jurado que se realiza en una corte federal en Manhattan,  que abandonó el caso en el mes de noviembre del año 2009 después de que los demandantes rehusaron que su compañía tuviese un papel  más activo en el manejo de ese juicio. Kohn aseveró que su empresa invirtió más de 6 millones de dólares en ese juicio, que fue iniciado en relación a la contaminación ambiental causada por la explotación y perforación petrolera en una zona del Amazonas ecuatoriano.

Chevron argumenta en su caso ante el juez de distrito de Estados Unidos, Lewis Kaplan, que los demandantes ecuatorianos, dirigidos por el abogado con sede en Manhattan, Stephen Donziger, se confabularon, en el juicio realizado en Ecuador, para elaborar un plan de fraude, chantaje y crimen organizado contra la segunda petrolera más grande de Estados Unidos y que ganaron ese juicio a través del fraude y el soborno. Donziger niega haber hecho algo ilegal en Ecuador y argumenta por su parte que sólo estaba tratando de igualar las tácticas de la propia Chevron.

“Hubo frustración de nuestra parte”, declaró hoy en la corte Kohn, quien enfrentó las preguntas de Donziger, el que en este juicio se representa a sí mismo junto con un equipo de otros abogados. Kohn dio su respuesta en referencia a discusiones acerca del financiamiento que se efectuó en el año 2009. “Frecuentemente no se seguían los presupuestos”, dijo.

En un testimonio presentado y archivado en la corte, Kohn afirma que la relación de su compañía con Donziger comenzó a deteriorarse en el año 2008 cuando el juicio empezó a prolongarse más de lo esperado y Chevron elevó sus quejas sobre la posibilidad de que éste se estuviese manejando de una manera carente de ética. Cuando Kohn trató de tomar un papel más activo en el caso, Donziger obstruyó esos intentos, aseguró Kohn en un testimonio presentado en la corte.

Decisiones estratégicas

En el mes de noviembre del año 2009, Kohn escribió a otros abogados relacionados con el caso que se realizó en Ecuador, recomendándoles que se acercaran a Chevron para proponerle un arreglo. Los otros abogados rechazaron la oferta y la sugerencia y señalaron que Donziger estaba manejando decisiones estratégicas, destacó Kohn en su testimonio por escrito.

Hoy Kohn afirmó ante la corte que respondió con una carta en la que dijo que no podía “seguir desempeñándose como abogado consultor por más tiempo”. Agregó que en una reunión de seguimiento,  realizada en Filadelfia en el año 2010, Kohn les dijo a otros miembros del equipo legal de los demandantes ecuatorianos que debían considerar una transición a  otro abogado principal consultor.

“Les di mi mejor asesoría y les dije que el caso parecía dirigirse a un precipicio para desbarrancarse”,  dijo hoy Kohn ante las preguntas de Donziger.

En la disputa legal por contaminación ambiental subyacente de más de 20 años, Donziger y otros abogados trabajando para indígenas residentes en la región ecuatoriana  de Lago Agrio, buscaron compensaciones por los daños ambientales supuestamente ocasionados por el derrame de desechos tóxicos provenientes de la explotación petrolera y la perforación de pozos realizada por Texaco Inc. desde el año 1964 hasta el año 1992. La demanda continuó contra Chevron cuando la petrolera adquirió a Texaco en el año 2011.

Joint-Venture

Chevron sostiene que la petrolera estatal Petroecuador, una ex socia de Texaco en un emprendimiento conjunto (joint-venture) para la explotación petrolera en Ecuador, es responsable por la mayoría del derrame petrolero y la contaminación ambiental que produjo, y que Texaco ya pagó para la limpieza de su parte en ella.

En el caso por fraude, chantaje y crimen organizado, Chevron argumenta que los demandantes ecuatorianos sobornaron y presionaron a los jueces que ventilaron el juicio en ese país, incluyendo al magistrado que emitió la @@sentencia@@ por 19 mil millones de dólares contra la petrolera; y que escribieron, usando redactores clandestinos, el informe sobre daños ambientales de un experto nombrado por la corte, así como la @@sentencia@@ misma con la que finalizó el juicio.

La petrolera, con sede en la localidad californiana de San Ramón, busca una decisión judicial que no le permita a Donziger y a sus asociados, tratar de hacer efectiva la @@sentencia@@ ecuatoriana en otras cortes en el mundo.

Kohn dijo que había renunciado a cualquier interés financiero en el caso, y que estuvo de acuerdo en postergar los planes para demandar a Donziger para recobrar los fondos  proporcionados para el litigio en Ecuador.

El caso por fraude y crimen organizado presentado por Chevron Corp. (CVX:US) contra Donziger, 11-cv-00691, U.S. District Court, Southern District of New York (1071L:US) (Manhattan). La corte de apelación es In re Naranjo, 13-00772, U.S. Court of Appeals for the Second Circuit (Manhattan).

Usted puede contactar al redactor de este artículo: Christie Smythe en Brooklyn, en el siguiente correo electrónico csmythe1@bloomberg.net

Usted puede contactar al editor de este artículo: Michael Hytha en el siguiente correo electrónico mhytha@bloomberg.net

Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron. El artículo original en inglés puede ser visto aquí

Tweets