Caso Chevron

Firma de RRPP revela un contrato de $6.4 millones con el Gobierno ecuatoriano

La divulgación se produce después de la admisión de propaganda potencialmente ilegal para el régimen socialista de Ecuador.

Washington Free Beacon - Lachlan Markay 11/07/2014

Una firma de relaciones públicas de Nueva York se ha registrado como agente de un gobierno extranjero ante el Departamento de Justicia, un mes después de los cuestionamientos del Washington Free Beacon sobre la legalidad de su trabajo a nombre de la República de Ecuador, el mismo que no fuera revelado oportunamente.

MCSquared PR firmó un contrato por USD 6.4 millones con el gobierno ecuatoriano el año pasado, según consta en los documentos presentados al Departamento de Justicia el 3 de julio.

Los documentos revelan que MCSquared está "subsidiada", "dirigida" y "supervisada" por la República de Ecuador.

Su trabajo para el país sudamericano se llevó a cabo entre el 1 de mayo de 2013 y el 30 de abril de 2014, según consta en un contrato presentado junto con su registro ante el Departamento de Justicia. La firma recibió USD 534.000 por mes por su desempeño en el campo de las relaciones públicas.

La Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA, por sus siglas en inglés) requiere que las empresas se registren con el Departamento de Justicia dentro de los 10 días siguientes a la firma de un contrato y antes de que comience el trabajo, detallando sus tareas en la promoción o relaciones públicas desplegadas a nombre de un gobierno extranjero.

De acuerdo con los documentos presentados, los trabajos de MCSquared para la República del Ecuador comenzaron el 21 de mayo de 2013. El Departamento de Justicia informa que recibió sus documentos el 3 de julio de este año.

La empresa no respondió a los pedidos de comentarios al respecto.
Según la @@declaración@@ revelada por el Departamento de Justicia, el gobierno ecuatoriano contrató a MCSquared "para informar al público de los EE.UU. sobre las responsabilidades de Chevron,a fin de proteger el interés del público en el Ecuador".

Dichas "responsabilidades" que deben ser asumidas por Chevron, según el documento incluyen el cumplimiento de una resolución judicial de las cortes ecuatorianas en contra de la petrolera, por la que debe pagar miles de millones de dólares. La compañía ha tratado de evitar su ejecución en otros países en los que, a diferencia de Ecuador, Chevron posee activos.

El trabajo de MCSquared en el caso Chevron incluye la organización de giras de celebridades y políticos a zonas de la Amazonía ecuatoriana, en donde ecologistas y el gobierno argumentan que Texaco derramó grandes cantidades de petróleo. Texaco fue adquirido por Chevron en 2001.

Una de los asistentes a estas giras, Gayle McLaughlin, alcaldesa de Richmond, California, en mayo pasado se vio obligada a modificar y divulgar su información financiera a fin de informar que MCSquared le pagó casi USD 5.000 a nombre del Gobierno del Ecuador para que realizara el viaje a ese país en septiembre pasado.

Según FARA, los documentos presentados por MCSquared confirman que ésta ha pagado a otra empresa de relaciones públicas, FitzGibbon Media, casi USD 200.000 para que se encargue de desarrollar las "relaciones con los medios" y trabaje en "servicios de colocación de propaganda pagada en los medios" a lo largo de este año.

FitzGibbon Media, que también ha representado al fundador de Wikileaks, Julian Assange, un aliado del presidente ecuatoriano Rafael Correa, presentó a FARA el registro de este mes a nombre de MCSquared.

Los documentos presentados también detallan la inversión de más de USD 125.000 en gastos para publicidad en el Washington Post, el West County Times y en un periódico no identificado en San Francisco.

Más recientemente, MCSquared reclutó a nativos de la Amazonía ecuatoriana para unirlos a las protestas callejeras durante una reunión de accionistas de Chevron.

María Garay, directora ejecutiva de la empresa y accionista única, negó su participación en la organización de estas protestas, pese a las afirmaciones hechas por un portavoz de los demandantes relativas a que MCSquared se había "hecho cargo" del evento. Garay también afirmó en un correo electrónico en junio pasado, que "actualmente no mantiene compromisos con el gobierno de Ecuador", pero no respondió a las preguntas de seguimiento acerca de si tal acuerdo existió, ni sobre el motivo por el que su labor anterior a nombre del gobierno ecuatoriano no fuera revelada al Departamento de Justicia.
Según el corto formulario llenado por Garay para su inscripción en FARA, la empresaria informa que es ecuatoriana y que se naturalizó como ciudadana de los EE.UU. en 2003, tras su matrimonio con un ciudadano estadounidense.

Los documentos presentados a FARA por la firma señalan que la República de Ecuador no es dueña de MCSquared. Sin embargo, algunos empleados de esa empresa mantienen vínculos directos con el gobierno ecuatoriano.

Por ejemplo, Jean Paul Borja, un ciudadano ecuatoriano que consta como "asesor de comunicaciones" de la empresa, es un colaborador frecuente del medio de comunicación estatal El Ciudadano, en donde ocasionalmente ataca a Chevron (varios escritores de El Ciudadano han arremetido contra el Free Beacon).

Otro empleado de MCSquared, Cynthia Zapata Solís, trabajó anteriormente en el Ministerio de Medio Ambiente del Ecuador.

Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron, el articulo original en inglés puede ser visto aquí.

Fuente Original