Caso Chevron

Una ‘mano sucia’ que complica al Ecuador

La campaña ‘La mano sucia de Chevron’ es uno de los ejemplos estelares de decisiones y políticas que dejó el Gobierno del expresidente Rafael Correa que podrían generar sanciones y pagos aún más costosos que los actos ilícitos que se denuncian constantemente.

Expreso - Javier Montenegro 24/06/2019

Rafael Correa muestra su mano sucia como señal del daño ambiental hecho por Chevron. Foto: Expreso

Rafael Correa muestra su mano sucia como señal del daño ambiental hecho por Chevron. Foto: Expreso

Los casos de corrupción no son el único legado de irregularidades que dejó el Gobierno del expresidente Rafael Correa. 

Con la campaña ‘La mano sucia de Chevron’, el expresidente Correa invirtió tiempo y recursos públicos en un programa para, en palabras del exmandatario, “informar a la opinión pública internacional sobre la existencia de piscinas, nunca operadas por Petroecuador, que fueron abandonadas por la Texaco (ahora Chevron), donde las personas meten la mano y sale la mano sucia, la mano negra, por el petróleo”.

En dicha campaña, el Gobierno de la autodenominada revolución ciudadana hizo conferencias en varios países, pagó camisetas, publicidad y hasta a actores y personalidades de la farándula internacional para exhibir el daño ambiental en la Amazonía.

El problema es que el 30 de agosto de 2018, se estableció que Ecuador es responsable de las irregularidades en la @@sentencia@@ a favor de los habitantes del Aguarico. Dicho fallo, que se emitió en el país, obligaba a pagar más de 9.500 millones de dólares a la empresa privada.

Hubo, según el fallo del tribunal de arbitraje, una supuesta denegación de justicia por parte del Ecuador.

Leer más aquí

Fuente Original