Hace 17 años, Gobierno de Ecuador liberó a Texaco tras cumplir con obligaciones ambientales y sociales en la Amazonía

JuicioCrudo 30/09/2015

Acta final de liberación por parte del Gobierno de Ecuador y Petroecuador

Acta final de liberación por parte del Gobierno de Ecuador y Petroecuador

El 30 de septiembre de 1998, Texaco Petroleum Company (TexPet) fue eximido por el Gobierno ecuatoriano y Petroecuador de cualquier responsabilidad a futuro tras cumplir con sus obligaciones sociales y de @@remediación ambiental@@ en el Oriente ecuatoriano.

El Acta Final se firmó luego que representantes del Estado ecuatoriano (el Ministro de Energía y Minas, el Presidente Ejecutivo de Petroecuador y el Gerente de Petroproducción de la época) certificaron los trabajados de remediación realizados por la compañía entre 1995 y 1998.

TexPet destinó $40 millones para @@remediación ambiental@@ y programas sociales. Remedió 162 de las 430 piscinas petroleras identificadas (además de 67 áreas de derrame) en dos auditorías, una proporción de los pasivos ambientales igual a su participación en el Consorcio con Petroecuador (37.5%).

Los métodos y los estándares de la remediación fueron acordados en un Memorando de Entendimiento firmado en 1994 y el Contrato de Ejecución de Trabajos acordado en 1995. Para constatar que el trabajo se hizo conforme a lo acordado, la remediación fue supervisada y verificada por inspectores del gobierno, firmándose múltiples actas interinas. Este folleto y este video explican en detalle la remediación y repoblación vegetal a cargo de TexPet.

Esta remediación cumplió con los acuerdos y con las leyes ambientales de la época. Mientras tanto, Petroecuador reconoció públicamente su responsabilidad de remediar las piscinas y otros pasivos ambientales restantes.

Durante los 18 años (1972-1990) en que Texaco Petroleum Company operó los campos ecuatorianos en el Consorcio con CEPE (actual Petroecuador), empleó prácticas operacionales consistentes con las mejores de ese entonces y cumplió con todas las normas y regulaciones ecuatorianas.

Desde que el Estado ecuatoriano se convirtió hace 25 años en el único operador de la antigua concesión, a través de Petroecuador, sus operaciones se han caracterizado por una mala administración y pobre desempeño ambiental. Sólo entre 1995 y 2011 se registraron al menos 1.983 derrames de petróleo representados en más de 125.000 barriles de crudo.

El desastroso desempeño operacional de Petroecuador, que puede constatarse aquí, ha sido acompañado por un silencio cómplice del Gobierno de Ecuador y de los abogados detrás del fraude judicial contra Chevron Corporation, empresa que nunca ha operado en Ecuador. Cuando Petroecuador quiso finalmente emprender una @@remediación ambiental@@ en la antigua area de concesión, este proyecto fue obstaculizado por los mismos abogados demandantes en el caso contra Chevron.

Un Tribunal arbitral viendo el caso Chevron Corp. versus la República del Ecuador, relacionado con el fraudulento caso ambiental de Lago Agrio, determinó que el Acta Final había eximido a Texaco Petroleum y sus filiales de todo reclamo colectivo por el tema ambiental, tal como ha sido la demanda de Lago Agrio contra Chevron Corporation. Queda claro, entonces, que la demanda, planteada en 2003 contra Chevron, jamás debiera haberse entablado desde un inicio.