Ecuador en las Noticias

La CIDH encuentra desazón en su primer día en Ecuador

Familiares de los comunicadores asesinados, inconformes con la información recibida. lnsistirán en la entrega de documentos que aporten a la investigación.

Expreso - Carlos Roberto Rueda 26/07/2018

Los seis sobres que entregaron las autoridades ecuatorianas con “información clasificada” fueron abiertos ayer por primera vez en dos meses. Pese a los cuestionamientos iniciales, tanto los familiares como los integrantes de la CIDH, analizarán toda la información proporcionada. Foto: Expreso

Los seis sobres que entregaron las autoridades ecuatorianas con “información clasificada” fueron abiertos ayer por primera vez en dos meses. Pese a los cuestionamientos iniciales, tanto los familiares como los integrantes de la CIDH, analizarán toda la información proporcionada. Foto: Expreso

Revivieron las frustraciones del pasado inmediato. A los familiares de los integrantes del equipo periodístico de diario El Comercio, secuestrados y asesinados por el grupo narcodelictivo Óliver Sinisterra, les bastó 30 minutos para determinar que la información desclasificada que recibieron del Gobierno aportará poco para esclarecer el crimen.

El Equipo de Seguimiento Especial (ESE), conformado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), empezó ayer su trabajo en Quito. Una de las primeras acciones fue la apertura de los sobres con los documentos que, bajo la etiqueta de “secretos”, manejaron los ministerios del Interior, Defensa y Relaciones Exteriores en torno al caso.

Había la ilusión de que, con la información que fue entregada el 14 el mayo pasado, se puedan tener nuevas luces de lo que ocurrió en realidad con Paúl Rivas, Efraín Segarra y Javier Ortega. Eso se derrumbó en pocos minutos con una breve revisión de lo que recibieron los familiares y ayer los integrantes de la CIDH.

Yadira Aguagallo, pareja sentimental de Rivas, detalló que, por ejemplo, Defensa facilitó unas actas de entrega y recepción de información, la cronología de los hechos y la bitácora que muestra que los tres pasaron el control militar instalado en Mataje, el 26 de marzo, pero nada sobre las operaciones militares, ni las actividades del mando militar unificado que se formó para este caso.

La Cancillería desclasificó dos cuerpos. “El primero de 106 hojas son notas de solidaridad y condolencias de las embajadas y otras organizaciones respecto al secuestro y al asesinato. El segundo, es información que puede ser descargada de la página web de la Cancillería y son comunicados de antes del 26 de marzo”, dijo Aguagallo.

Leer más aquí

Fuente Original