Caso Chevron

Nuevo fallo a favor de Chevron en su disputa legal con Ecuador 

Infobae 02/12/2014

Reuters

Reuters

La Justicia de los Estados Unidos emitió una orden para permitir a la empresa Chevron solicitar información y evidencia de la relación entre el gobierno de Ecuador y la compañía de relaciones públicas y agente de prensa norteamericana MCSquared, con base en Brooklyn, Nueva York. 

"La República del Ecuador firmó un contrato sin precedentes de 6,4 millones de dólares con MCSquared para diseñar y ejecutar una campaña mediática contra Chevron y promover la ejecución de una fraudulenta @@sentencia@@ ecuatoriana contra la empresa", señaló la compañía en un comunicado.

La orden y permiso otorgados a la compañía petrolera fueron firmados por el juez federal de Nueva York Lewis Kaplan hace pocas horas. En otro tramo del comunicado escrito por James Craig, asesor de Comunicaciones de Chevron para América Latina, se señala que MCSquared probablemente posea "evidencia sobre la coordinación que existe entre el Gobierno y los abogados demandantes que están detrás del fraudulento juicio. Esta evidencia es relevante en los juicios que Chevron tiene en curso en otras jurisdicciones".

El litigio entre Ecuador y Chevron comenzó años atrás cuando el gobierno latinoamericano acusó a la multinacional norteamericana de haber contaminado con crudo una zona importante de la selva amazónica. La corte de aquel país sentenció a la petrolera a pagar una suma de 18 mil millones de dólares en concepto de indeminzación por daño ambiental. Sin embargo, pruebas aportadas por Chevron dieron cuenta de un entramado corrupto que involucró al gobierno de Rafael Correa, un estudio de abogados y una empresas de PR.

LEA MÁS: Avanzan las acusaciones ante la Justicia de los EEUU contra Ecuador por el escándalo Chevron

LEA MÁS: Chevron acusa a Correa de haber pagado manifestantes para repudiar a su empresa

 La red de @@corrupción@@ quedó comprobada en el mismo juzgado de Kaplan, quien determinó que hubo fraude y @@falsificación@@ de evidencias por parte del bufete de abogados de Stephen Donzinger, a quien se le aplicó una de las leyes más duras por este tipo de maniobras en los Estados Unidos, que permitió sacar a la luz la maniobra fraudulenta.

En octubre pasado, la Justicia de los Estados Unidos se hizo con informes donde se deja de manifiesto las múltiples irregularidades en las que el gobierno de Correa incurrió durante las denuncias de contaminación hechas contra la petrolera. Los amicus curiae de la empresa norteamericana se presentaron ante la Corte de Apelaciones para el Segundo Distrito, donde manifestaron sus diferentes posiciones respecto al conflicto que mezcla @@corrupción@@ con graves irregularidades procesales.

En favor de Chevron expusieron la organización Legal Momentum, juristas anticorrupción pro derechos humanos, el profesor Robert Blakey, los académicos Keith Rosenn, Francisco Reyes y Raúl Núñez Ojeda, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, especialistas en derecho internacional comercial y la Fundación Legal de Washington.

"Los defensores de los derechos humanos no avanzan en los derechos humanos violándolos, y el patrón corrupto del fraude, extorsión y el soborno descripto por el Tribunal de Distrito niega los derechos humanos fundamentales al @@debido proceso@@ legal y a un juicio justo", señaló en aquella oportunidad la posición de los juristas anticorrupción y pro derechos humanos. Y concluyeron que "los derechos humanos, en consecuencia, no pueden ser promovidos a través de medios corruptos", como el que compromete la actuación de Donziger, el abogado de Ecuador.

Así como Chevron comprobó ante la Justicia la actuación sospechosa de Donzinger, es esperable que las pruebas que pueda conseguir la petrolera en cuanto a MCSquared finalicen en el mismo sentido. Una de las sospechas que pesan sobre esta empresa dedicada a la promoción y las relaciones públicas es la referente a las múltiples protestas que tuvieron lugar en los Estados Unidos y en Ecuador, que según la compañía norteamericana fueron con manifestantes pagados por el gobierno ecuatoriano. Uno de los casos emblemáticos fue el de la actriz Mia Farrow, quien confesó haber cobrado para manifestarse en contra de Chevron.

Fuente Original