Caso Chevron

Petroecuador: responsable del desastre ambiental en Ecuador

Por casi 30 años, Pablo Fajardo y un grupo de abogados manipuladores han acusado falsamente a Chevron de daños ambientales en la Amazonía de Ecuador.

Juicio Crudo 28/10/2019

La verdad es que Chevron ya remedió su parte.

Desde 1990, a petición de Ecuador, Texaco cesó la producción de petróleo, dejando a Petroecuador como operador exclusivo en la zona.

Usando información engañosa, los abogados demandantes acusan falsamente a Chevron de daños ambientales en la región e intentan ocultar que, junto al Gobierno de Rafael Correa, montaron un show mediático para engañar a artistas, periodistas y políticos, como parte de su estrategia para extorsionar a Chevron por $9.500 millones.

¿Qué incluía el Plan de Remediación Ambiental firmado entre la empresa y la República de Ecuador?

Bajo este plan, Texaco tenía por obligación remediar el 33% del total de piscinas, equivalente a 165, y a Petroecuador le correspondía remediar las restantes 264, incluyendo a Aguarico 4 y Shushufindi 61.

Luego de que Texaco invirtiera más de $40 millones en programas socioambientales, y tras cumplir con su parte de la remediación, en 1998 el Gobierno de Ecuador liberó a Texaco de toda responsabilidad.

Hoy, más de 29 años después de haber tomado el control de las operaciones, Ecuador continua sin cumplir con su parte de la remediación y los inescrupulosos abogados del fraude siguen engañando a la opinión pública con acusaciones falsas contra Chevron, mientras ocultan que frenaron la remediación ambiental de Petroecuador, porque amenazaba su fraude contra Chevron.